¿Por qué?

A veces se le olvidaba ese momento exacto en el que decidió emprender ese camino. No sabía qué la llevó a plantarse delante de ella misma y decir “yo creo que puedo”.

Y más en días que pesaban como losas. Días en los que las obligaciones la atrapaban en la gran tela de araña, donde llevaba años cohabitando con sus tejedoras.

¿Sería eso mismo? ¿Ese sentimiento de sentirse una presa de su propia condición?

A veces en esos días nublado, lo único que le apetecía era relajarse y dejarse enmarañar más.

Malditos días en los que nadie veía que ella seguía ahí. Aunque sólo fuese la sombra de lo que realmente era.

Pero no sabía por qué, nunca se dejaba atrapar del todo.

Había algo que le impedía dejarse arrastras por lo fácil, lo sencillo, lo que todo el mundo esperaba.

Quizá fuese el miedo a fallarse a ella misma o las ganas de salir de esa jaula de oro que no la dejaba volar.

No sabía qué era.

Pero aún en esos días, cuando todo parecía perdido, se miraba al espejo y escuchaba, intensamente, con una proyección casi inhumana , una y otra vez “lo estás haciendo genial”.

Y se lo volvía a creer.

Volvía a recordar que no le importaba qué le hizo coger ese camino.

¿Qué más daba eso?

Lo único que necesitaba era recordar a dónde quería llegar.

Y eso era lo más poderoso que tenía.

La fuerza que la hacía una enorme guerrera.

image1
http://quieretemucho.bigcartel.com/
Anuncios

One thought on “¿Por qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s